INFORMO

SI TE HAS VISTO EN ALGUNA DE LAS FOTOGRAFÍAS DEL BLOG Y NO QUIERES QUE SALGA TU IMAGEN EN ÉL ,NI EN EL LIBRO SOBRE ALFACAR ,PONTE EN CONTACTO CONMIGO PARA INDICARME CUAL ES LA FOTOGRAFÍA EN CUESTIÓN Y AUTOMÁTICAMENTE SE ANULA.



Seguidores

9 de agosto de 2012

DE FUENTE GRANDE A VÍZNAR


 Cuando paseamos por el Cordel de Fuente Grande (o también llamado Camino del Arzobispo y coloquialmente "la ruta del colesterol") que une los pueblos de Alfacar con Víznar disfrutamos al margen derecho de la acequia Aynadamar con numerosos puentes .Al pasear desconocemos  sus nombres y hoy os traigo dicha información de manos del libro AYNADAMAR DE FUENTE GRANDE AL ALBAYZÍN cuyos autores son :Salvador Ruíz Caballero y Francisco González Arroyo.

 

Antes de entrar a Víznar nos encontramos con un lindo paisaje formado por los restos de un molino harinero,quedándo sólo uno de los dos cárcavos que componían la entrada del agua al rodezno y unas escaleras.

 

Imagen del molino las Pasaderas o la Colonia recogida en 1948 por Claude Couffon en su libro y facilitada por Daniel Rodriguez Moya del periódico La Opinión de Granada.



Este paraje que hoy nos transmite tranquilidad y paz además de vida por el cantar de sus aguas es un rincón que guarda secretos de horror en sus entrañas.¿Qué distinto de otra época?Era un molino llamado " de las pasaderas" y también fué "la Colonia" residencia veraniega para los hijos de los pudientes de Granada.
En la Guerra Civil española lo convirtieron en la última morada de los condenados a muerte, sus paredes guardan los secretos de esas últimas confesiones,lamentos,penas,agonías,pensamientos y angustias;antes de cavar sus propias tumbas ,ser fusilados y enterrados en fosas comunes.
¿Cuántos mártires ánonimos pasaron por este lugar,con sus historias personales y familiares,imputados por sus circunstancias e ideales o simplemente por el capricho o envidia de unos cuantos?
**La madrugada traía la muerte,llegaban camiones cargados de reos,realizando una parada obligatoria en la plaza del pueblo,en el Palacio del Cuzco que era utilizado por el ejército y donde el capitán Nestares daba el consentimiento para las ejecuciones.La siguiente parada que formaba parte del sendero de la muerte era en las Pasaderas.
Allí obligaban al tío Pierde a abrir el molino para confesar a los inculpados.El sacerdote Don José Crovetto Bustamante le daba la comunión y el último aliento espiritual.Su profesión no le libraba de correr riesgos,sufrió interrogatorios por parte de los militares,en los cuales le exigían que delatara y señalara a las personas que se oponían al régimen,a lo cual respondía:"si hay alguien malo en el pueblo ,disparadme a mí porque soy yo".En cierta ocasión un condenado le dijo:padre usted me dió mi primera comunión y hoy me va a dar la última".
Partían del molino hacia el monte ,al Barranco de Víznar ,por las veredas subían al paraje de los pozos para ser aniquilados ante un pelotón de fusilamiento.Los pinos,matorrales,la tierra y las piedras fueron los testigos últimos junto a los criminales de la matanza y la sin razón.¡Ay si pudieran contarnos!.
Con el alba y los primeros rayos de sol llegaba el silencio y la rutina se apoderaba del lugar como si nada hubiera ocurrido y los chiquillos corrían hacia este paraje para recoger los balines de los fusilamientos y jugar con ellos.

Con mi relato,uno de tantos espisodios y acontecimientos que vivieron nuestros mayores y que ellos lo tienen tan presente en sus recuerdos porque lo vivieron y sufrieron en sus carnes (como se dice coloquialmente),quiero rendirles un homenaje a todos los héroes y mártires anónimos que la historia condenó al olvido,ellos eran también seres humanos que por no tener un apellido famoso o el suficiente dinero para que su verdadera historia saliera a la luz o simplemente porque sus familiares no quieren remover ni revivir el pasado,dejando así descansar a los suyos en paz.
Vaya mi agradecimiento a Rafael Fernández Ruiz,sin su testimonio oral no hubiera sido posible este texto.Gracias por permitirme entrar en sus recuerdos y hacerme partícipe de sus vivencias,aportando datos que nos permiten conocer y recordar el pasado para que en el futuro no vuelva a suceder y construyamos una Granada mejor.
También dar las gracias al periodísta Daniel R. Moya por su cortesía y buen hacer.Mi gratitud por la paciencia de Salvador Ruiz Caballero y sus explicaciones de los molinos ,su composición... además por ser tan cercano y humano.
*información facilitada por Salvador Ruiz de su libro "Aynadamar de Fuente Grande al Albayzín".
**testimonio oral de Rafael Fernández Ruiz.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te has tomado la molestia de venir hasta aquí, así que Muchas gracias! y Bienvenida.
Quiero agradecerte el regalarme un poco de tu valiosísimo tiempo y dedicarme un momento para dejar tu comentario que te agradezco con mucho cariño.Me gusta leer tus comentarios amables y saber que me visitas porque con esos gestos me llenas de alegría!
Sin ustedes este espacio no seria igual.